Cómo Cambiar Tus Malos Hábitos

imagen articulo Malos HábitosTodos hemos tenido y experimentado alguna que otra vez tanto en nuestras vidas personales como en nuestros negocios, empresas o trabajos malos hábitos y por supuesto sin dejar de lado que también todos tenemos sin lugar a dudas buenos hábitos, ¿verdad?

El peligro asoma cuando NO encontramos nuevas formas de hacer las cosas de forma más eficaz, más productiva y más saludable en sustitución de lo que estamos haciendo de forma improductiva, ineficaz y nada saludable de manera continuada en el tiempo para lograr lo que nos hemos propuesto lograr, bien sea por ejemplo:

  •  Dejar de procrastinar, de posponer.
  •  Dejar de fumar.
  •  Dejar de trabajar más duro.
  •  Dejar de comer alimentos que no son saludables para nuestro cuerpo.
  •  Dejar de no tener más tiempo para nuestra familia y seres queridos.
  •  Dejar de culpar a los otros por tus problemas.
  •  Dejar de llegar tarde a los sitios.
  •  Dejar de pasar mucho tiempo contestando a tu correo electrónico o navegando por la web, etc, etc…

La lista puede seguir y seguir…, y muchos otros malos hábitos que verdaderamente te están impidiendo tener hoy por hoy una calidad de vida y disfrutar de ella como te mereces, ¿verdad?

Así es verdaderamente, cómo a pesar de que tú lo hayas ya intentado una y otra vez y te hayas puesto en marcha NO terminas de lograr aquello que te has propuesto en un principio conseguir sea lo que sea.

Al final lo que consigues es rendirte y dejarlo, pensar que ya es demasiado tarde para cambiar los malos hábitos, que no tienes la suficiente voluntad y que no crees en ti ni en tu capacidad de hacerlo para lograrlo.

Y cuando pasa un tiempo y quieres de nuevo empezar entonces recuerdas lo que ya has pasado anteriormente y ya decides ni siquiera intentarlo de nuevo, ¿para qué?, te dices a ti mismo, si ya sabes a ciencia cierta que no lo vas a lograr. Entonces es cuando realmente no vas a cambiar los malos hábitos.

Sintiéndote frustrado, impotente, culpable y con más estrés y ansiedad de cómo te sentías cuando en un principio tomaste la decisión de hacerlo. No teniendo por ello el control sobre ti mismo.

El resultado es que se convierten en malos hábitos muy caros y muy difíciles así de dejar, porque ya se encuentran tan arraigados en nosotros mismos,tanto en nuestra personalidad cómo en nuestra forma de vida. Creemos sentirnos tan cómodos con ellos que creemos que son imposibles de abandonar y de vivir sin ellos.

Sin embargo esto no es cierto. Te lo digo por propia experiencia, ni son tan difíciles de dejar ni son imposibles de cambiar ni nunca es demasiado tarde si así lo has creído. Todo lo contrario,si yo he podido tú también puedes hacerlo ahora aprendiendo a cómo hacerlo.

Por eso es muy importante descubrir y conocer nuevas formas de cambiarlos debido a que estos malos hábitos se pueden transformar en tus verdaderos obstáculos que te detienen hoy a marchar seguro hacia lo que quieres lograr, limitando tus opciones y oportunidades y en definitiva que liberes tu verdadero potencial.

Así que sólo hay que empezar HOY a dar un solo paso para empezar a cambiar tus malos hábitos y sería:

 Ser lo más honesto contigo mismo a la hora de reconocer cuáles son esos malos hábitos que estás teniendo tanto en tu vida personal como en tu negocio, tu trabajo o proyecto.

Recuerda que no se puede cambiar aquello que no se está dispuesto a reconocer.

Escribe cada uno de ellos, uno por uno y elige para empezar el hábito que para ti sea prioritario en tu vida cambiar teniendo presente una fuerte necesidad o una verdadera motivación para luchar por el verdadero cambio que necesitas y así quieres lograr.

 Descubre qué es lo que realmente está desencadenando que tú tengas ese mal hábito en concreto, lo que se esconde detrás de el mismo, por ejemplo, es tu miedo a las críticas, a no ser perfecto, tu miedo a equivocarte de nuevo, etc. ¿Cuáles son esos miedos e inseguridades que en esos momentos estás sintiendo? Escríbelos e identifícalos.

 Identifica los obstáculos potenciales que te encontrarías cuando vayas a realizar ese cambio. Escribe una lista de las ventajas e inconvenientes que para ti te supondría realizar en relación a ese cambio de hábito. Y pregúntate si realmente estás dispuesto y comprometido a superar esos obstáculos para seguir con el cambio y si vas hacer todo lo que puedas para que así suceda.

Así te das cuenta de si de verdad y de corazón quieres continuar o por el contrario te das cuenta de que verdaderamente no quieres seguir y por lo tanto dejas de hacerlo.

 Sustituirlo por la creación del nuevo hábito que es más productivo para ti, más saludable y más eficaz y que cumple con tu fuerte necesidad de hacerlo. Además de que te gusta hacerlo y te da beneficios.

 Repite y repite poniendo en práctica día a día el nuevo hábito que has creado y casi sin darte cuenta el mal hábito habrá desaparecido por arte de magia y tú estarás en total control de tu propia vida haciendo más con menos trabajo.

Ahora a ponerte en marcha y a practicarlo día a día!!!

Recuerda que no pasa nada porque en un momento determinado caigas en el mal hábito, a todos nos ha pasado alguna vez que otra caer en la trampa.

Ser consciente de nuevo te ayudará a que no recaigas y empezar de nuevo con tu nuevo hábito y repitiendo una y otra vez llegará ese día que cuando menos te lo esperes te dará como recompensa ese duradero y gran cambio que tú tanto necesitabas y deseabas hacer en tu vida.

Un abrazo,

Noelia Durán

www.NoeliaDuran.com

P.D: Siéntete libre de expresar y compartir con todos aquí lo que piensas. ¡Me encantaría conocer tu opinión!

Te agradezco mucho tus comentarios.

Acerca de Noelia Durán

Mi Objetivo: Ayudarte, apoyarte y compartir contigo el enfoque válido que te ayude a destruir de una vez por todas la postergación.

Comparte tu Opinión

*